Potrillo mamandoEl calostro es la primera leche que da la yegua recién parida.

Esta sustancia es rica en proteína (especialmente en inmunoglobulinas -defensas, para entendernos-) y vitamina A. Estas inmunoglobulinas no atraviesan la placenta de la madre y sólo se absorben a través de la pared intestinal de los potros durante las primeras horas de vida.

Transcurrido el tiempo, el calostro va perdiendo sus propiedades inmunitarias y va transformándose en leche. Por eso es muy importante que el potro mame al nacer en las primeras horas de su vida.

En caso de que el potro no mamase en el periodo de tiempo adecuado, bien por un nacimiento prematuro, por mala absorción en el intestino delgado, liberación prematura del calostro por las ubres de la yegua o muerte de ésta, se puede preparar o adquirir un sustitutivo.