Marcelino con uno de sus potrillosY, en algunos casos, movimiento espectacular, como el de los ejemplares de Pura Raza Española de Marcelino González Alfaro. A las fotografías y vídeo que acompañan a esta entrevista (y que reconocemos no les hacen justicia) nos remitimos.

“Lejos, y al margen de las pautas morfológicas, crío un caballo con utilidad, con fuerza e impulsión. El caballo que a mí me gusta”, afirma el criador. Si, después, ese gusto coincide con el de los jueces, mejor”. Así de claro lo tiene Marcelino González Alfaro, cuya yeguada (del mismo nombre) se ubica en un espectacular entorno, en las faldas del Parque Natural Penyagolosa, en Castellón.

Con una trayectoria de 20 años criando magníficos ejemplares PRE, y numerosos premios en su haber, González Alfaro confía en Covaza Nutrición Equina para complementar la alimentación de sus yeguas y potros.

Visitar esta yeguada deja huella. Por el paisaje, por sus magníficos ejemplares y por los conocimientos y coherencia de este ingeniero químico de origen manchego que destila empatía y amor por sus caballos.

¿Por qué elegiste el PRE?¿Qué tiene de especial esta raza?

Es el caballo que me gusta, y además creo que tiene un gran potencial deportivo gracias a su cerebro.

Frescachón. Semental de la yeguada.

Tus ejemplares también son especiales…

Bueno, yo no crío caballos PRE según los cánones o perfiles raciales establecidos. Mi cría se orienta hacia el caballo funcional. Mi lema es que el caballo es movimiento. De hecho, busco movimiento, movimiento y movimiento.

Lejos, y al margen de las pautas morfológicas, crío un caballo con utilidad, con fuerza e impulsión.

En España se cría mucho según el reglamento de concursos morfológicos, y por ello hay muchos caballos bonitos, pero muy pocos buenos (funcionales) en mi opinión.

yegua-y-potrillo-350¿Por qué motivo?

Los perfiles raciales que definen el PRE son la antítesis del caballo funcional.

Por ejemplo, una grupa redonda y oronda no puede ser nunca la base de una buena funcionalidad. Ha de ser más “cuadrada”, algo caída, como las caderas… Eso hará que los posteriores entren debajo de la masa del caballo dándole más fuerza y más impulsión.

O la altura y peso del caballo, que deben ser los apropiados para sus cascos y no seguir criterios supuestamente estéticos.

Yo crío un caballo atleta, con un buen cerebro, y muy funcional: el caballo que me gusta. Si, después, ese gusto coincide con el de los jueces, mejor.

Desde luego en movimientos y funcionalidad has obtenido numerosos premios. ¿Alguno que quieras destacar?

Quizá destacaría el primero importante, que fue con una yegua llamada Joya, bronce en SICAB. Esa yegua me metió el veneno en el cuerpo y desde entonces comencé con ilusión la cría.

Y otro de los ejemplares que más satisfacciones y premios me ha dado ha sido Escipión III. Ha ganado en funcionalidad en todos los concursos a los que ha ido, y en doma también ha cosechado varios triunfos importantes.

¿Cuáles son tus siguientes retos?
En cría, debido a la situación actual de crisis, y a la todavía escasa demanda, para este año solo he cubierto 3 yeguas que me interesan, de las cuales dos ya han parido.

En lo referente a concursos, estoy preparando un par de ejemplares. Ya os iré contando.

Tu éxito pasa no solo por la selección de ejemplares, sino también por los cuidados que proporcionas a tus caballos. Para empezar, cuentas con unas instalaciones de “altura”…

Mis caballos, nunca más de treinta, disponen de una extensión grande de terreno. Así los potros crecen en libertad y aprenden a convivir entre ellos.

Tenemos un establo con 12 boxes, uno de ellos más grande que sirve de paridera. Pero los utilizo especialmente por las noches, ya que las temperaturas son bajas debido a la altura a la que nos hallamos y a la que supongo os referíais…

La yeguada, efectivamente, está a más de 1.200 metros de altitud, y eso favorece el desarrollo de la capacidad respiratoria de los potros y contribuye a que tengan un corazón más fuerte y más resistencia en el trabajo.

potra

Por las pautas de ejercicio ni te preguntamos, pero ¿qué nos dices de la alimentación?

Entiendo como base de la alimentación equina que un buen forraje es fundamental.

A mis yeguas les suministro un forraje de calidad, algo de grano de avena y, desde el quinto mes de gestación, empiezo a introducir el pienso Covaza Mares & Foals.

Lo económico sale caro al final, y una dieta tradicional a base de grano de cereales tiene muchas carencias, y más en la reproducción, lactancia y cría.

Por eso necesito utilizar un pienso como el de Covaza, que aporta equilibradamente proteína de calidad, así como energía, vitaminas y minerales decisivos en el óptimo desarrollo del futuro potro que todavía está gestándose.

La verdad es que estamos muy satisfechos con los resultados de Mares & Foals…. Pero cuéntanos qué cuidados especiales procuras a yeguas y potros en el nacimiento.

Siempre me gusta, si puedo, estar presente en los nacimientos, aunque no intervengo si no es necesario, por supuesto. Sólo lo he tenido que hacer en un par de ocasiones en las que el potro venía mal colocado, y en una de ellas mi intervención fue decisiva para la vida de la yegua.

Suelo estar preparado en época de alumbramientos, fundamentalmente con calostros, pues es de vital importancia que los tomen los potros lo más pronto posible.

Después compruebo la placenta para ver que está todo correcto.

yegua preñada

¿Cómo alimentas a las yeguas cuando ya ha nacido la cría?

Sigo la misma alimentación de las yeguas que hemos comentado, aunque les aumento la cantidad de pienso, pues sus necesidades en esos momentos, y hasta el destete del potro, son mayores en energía y proteína.

¿Y al potrillo?

Con el mismo forraje y pienso que la madre (Mares & Foals), y esto es estupendo, pues ya está familiarizado con el alimento.

Durante la cría y tras el destete continúo con el mismo pienso hasta los 8-9 meses de vida.

potrillos jugando

Marcelino, muchas gracias. Hemos pasado un día estupendo y nos alegra ver que confías en Covaza para algo tan importante como la alimentación de tus yeguas y potros. ¿Algún consejo más?

Gracias a vosotros. En todo caso, insistir en la idea de que para tener éxito en la cría de caballos, aparte de unas saludables pautas de alimentación y ejercicio, es fundamental criar lo que a uno le guste.

Ver albúm fotográfico de la Yeguada Marcelino González Alfaro en Flickr